Antonio 0.37 changelog

18 enero 2017

El año pasado por estas fechas no tuve ni siquiera tiempo para plantearme escribir el balance de mis 35 años porque estaba totalmente enfocado haciendo acopio de datos para tomar una decisión importante. Hoy un año después me encuentro viviendo felizmente en Dubai con toda la familia.

No puedo decir que tomar una decisión que impacta en el presente y futuro de toda la familia no haya sido estresante, pero según se iban despejando variables la solución se veía más clara. Tomada la decisión, había que planificar y ejecutar el traslado con unos hitos complejos de por medio como eran elegir colegio y casa, pero contra lo que uno podría pensar, todo fue fluyendo naturalmente; en parte por traer los deberes hechos habiendo estado semanas sin dormir leyendo y visualizando el destino y en mayor medida porque mi mujer tiene una capacidad impresionante para planificar y ejecutar. ¡Ya no sueño con cajas! Mi cerebro habrá borrado el trance de la mudanza. Después de tres (3) mudanzas en cinco (5) años me quedo con el propósito de aprender a vivir con menos cosas materiales, pero teniendo niños no te das cuenta de la de bártulos que acumulas hasta que toca mudanza.

Profesionalmente ha sido un año enriquecedor en muchos sentidos. Los proyectos en los que estamos ayudando a nuestros clientes en Oriente Medio son muy ambiciosos desde el punto de vista tecnológico y la magnitud de los mismos es dificil encontrarla en Europa donde el mercado es mucho más maduro y la inversión pública y privada en tecnología está más parada. Por otra parte, haber vivido desde dentro el hito de la mayor fusión tecnológica hasta el momento entre Dell y EMC está siendo interesante y lo va a ser aún más durante este año. Así que en este ámbito para este año sólo me planteo desaprender y tener como prioridad el que mi equipo añada valor a nuestros clientes dentro de la reforzada organización de servicios en la nueva Dell EMC.

A nivel personal, estoy orgulloso y agradecido a mi familia por el esfuerzo que han hecho para dar el cambio pero sabiamos que sólo se crece fuera de la zona de confort. Estoy aún sorprendido de ver cómo mis hijas se han adaptado a un pais, colegio e idiomas nuevos en tan poco tiempo. A mi aún me cuesta hacer el cambio consciente entre idiomas con más pena que gloria y ellas, en la misma conversación, pueden cambiar de un idioma a otro en función del interlocutor, aparentemente, sin esfuerzo. ¡Qué envídia! Como objetivo mantengo el mismo que en los últimos años: pasar más tiempo de calidad con mis hijas pequeñas disfrutando del buen tiempo que hace en Dubai.

Aún es temprano para hacer balance de este cambio, esto vendrá en la siguiente release.

:wq

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: