Esta claro que Alemania es un país civilizado, lo sabía antes de tomar tierra en el Aeropuerto Internacional de Munich, pero después de casi dos días aquí doy fe de ello.

El primer escollo era el tema del alquiler del coche, normalmente suelen requerir una tarjeta de crédito con bastante margen para realizar un depósito (en Sixt 750 euros) y no sabíamos si con nuestras tarjetas íbamos a tener problemas como con Pepecar en España (esto merece una entrada a parte, pero por si Google enlaza esto, ¡No alquileis ni un triciclo en Pepecar, son una empresa muy poco seria!). Nada, ningún problema, a los 5 minutos de llegar teníamos un Nissan Note en nuestras manos.

El aeropuerto está a más de 30km del centro de Munich y pudimos comprobar las bondades de las autopistas y los conductores teutones. La gente le suele pegar bastante cuando hay tramos sin limitación de velocidad pero no se ve ninguna pirula de ningún tipo. Supongo que tendremos más impresiones cuando hagamos más km para ir a Viena.

Lo que más me sorprendio cuando llegamos al centro fue que todo el mundo deja la bicicleta en la calle en cualquier sitio, con un mísero candadito en la rueda o simplemente suelta. Todos los bajos de los pisos están llenos de bicis y nadie toca la que no es suya.

Esto choca con la mentalidad que tenemos en la república bananera de España donde tienes que ir con una pitón y dos candados más para que no se lleven las ruedas o el sillín y donde desaparece la bici como la dejes más de media hora amarrada donde sea.

Me fue pareciendo todo más normal cuando pude comprobar que en los accesos al metro, el u-bahn, no hay tornos, simplemente unos canceladores de billetes para picar.

Tornos U-Bahn

Además, si te montas en cualquier tranvía sin billete, dentro tienes varias expendedoras completas de billetes y bonos para adquirirlos al mismo precio que fuera y usarlos sobre la marcha.

Hay un bono, Partner-Tageskarte, que permite viajar por el primer anillo de toda la red de transportes a hasta 5 compañeros por 9 euros; durante todo el día hasta las 6 de la mañana del día siguiente.

Con este clima que estamos teniendo (soleado y unos 33ºC) y esta civilización no me dan ganas de volverme al norte de África.

:wq

Hoy he tenido la posibilidad de asistir a la final del primer concurso universitario de software libre.

El primer proyecto que se ha presentado ha sido webDevStudio de , un entorno integrado de desarrollo online basado en PHP y AJAX que aún encontrándose en un estado de producción temprana puede sernos de utilidad si tenemos que desarrollar algo rápido y no disponemos de una plataforma de trabajo.

El segundo proyecto presentado ha sido una interfaz gráfica para el programa de cálculo numérico Octave (similar a Matlab) llamada QtOctave. Seguro que será una herramienta ampliamente utilizada cuando el proyecto esté más maduro.

En tercer lugar hemos podido ver el funcionamiento de una herramienta para incrementar la seguridad de un servidor bajo Linux. Se trata de una implementación del método de apertura de puertos port-knocking llamada SharpKnocking basada en C# sobre el framework de Mono.

La última presentación del día, mi principal motivo de asistencia a este evento, fue conocer en persona a Mario Izquierdo (mariodebian) y a su proyecto de sistema operativo para clientes ligeros, TCOS, que es de una utilidad muy importante para reutilizar hardware relativamente antiguo.

TCOS

A nivel interno los clientes (ligeros) descargan a través de la red un mini sistema operativo GNU/Linux y lo cargan en memoria, a partir de ahí se conectan a un servidor desde el cual se ejecutan las aplicaciones que se muestran en los clientes.

Cuando termine los exámenes tengo que examinar en profundidad el código de esta aplicación para ver si puedo reutilizar los esfuerzos de Mario para mi PFC y si es posible colaborar de alguna forma en este interesante proyecto.

Tengo que dar desde estas líneas mi más sincera enhorabuena a los organizadores de este concurso por el buen hacer y el buen ambiente que se ha puesto de manifiesto en esta final, agradecer la posibilidad de conocer a gente tan interesante y animarlos a continuar con esta extraordinaria iniciativa para futuras ediciones a las que me comprometo públicamente a ayudar en la medida de lo posible.

:wq

La gente de la la asociación Sugus GNU/Linux (grupo de usuarios y usuarias de GNU/Linux de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Sevilla) ha abierto un espacio para alojar los apuntes o prácticas de las asignaturas de las carreras que se cursan en dicha escuela.

El único requisito es que el material esté publicado con una visible versión de una licencia libre (GNU Free Documentation License, por ejemplo).

Me parece una buena iniciativa en la que intentaré participar si consigo un buen nivel en los trabajos de este cuatrimestre. Animo a cualquiera que tenga unos buenos apuntes o prácticas a que los licencien correctamente y los cuelguen para el bien de la comunidad universitaria.

:wq

La navaja de Occam

6 febrero 2007

La Navaja de Occam es un principio científico que dice que ante varias posibles soluciones de un determinado problema, la más sencilla es la que probablemente sea la correcta.

Este es el espíritu de una nueva publicación de la Universidad de Oviedo que pretende tratar el mundo científico y tecnológico que nos rodea hoy en día desde un punto de vista sencillo y comprensible para el mayor número de personas.

Ya está disponible el primer número de la revista y puede descargarse en PDF, PS e incluso próximamente estarán disponibles las fuentes de la publicación. Estoy deseando ver las fuentes, la maquetación que se han currado en LaTeX es brutal.

Los contenidos, al igual que la iniciativa, son muy interesantes.

:wq

Open Content Alliance

15 diciembre 2006

La Alianza de Contenido Abierto está formada por los esfuerzos de empresas privadas, organizaciones públicas, gobiernos y bibliotecas para intentar crear un archivo permanente de documentos digitalizados en todos los idiomas y contenido multimedia accesible para todo el mundo.  Esta iniciativa abierta me parece más correcta que la filosofía adoptada por Google con su servicio Google Print que está digitalizando textos a marchas forzadas pero sin un objetivo claro de ponerlos a libre disposición.

De todas formas es una buena noticia que se estén haciendo estos esfuerzos. Ahora mismo tenemos acceso desde nuestra propia casa a muchísima información útil y cada vez es más fácil encontrar la información que nos interesa, mucha culpa de esto la tiene Google pero aún es más importante que se hagan esfuerzos para no restringir la difusión abierta del conocimiento.

:wq